Más cerca del Campeonato de Andalucía de Invierno
29 octubre, 2017
Mario Tenorio, finalista en la I Gala del Deporte de Jerez
9 noviembre, 2017

Primera derrota en casa de los absolutos de waterpolo en liga

LOS JEREZANOS PIERDEN ANTE EL CHICLANA EN UN PARTIDO MUY DESEQUILIBRADO

Mal comienzo para los absolutos del waterpolo. El primer encuentro de la primera división andaluza, que se jugaba el sábado en casa frente al CW Chiclana, acabó pobre en resultado pero rico en experiencias. Los jugadores del DKV Jerez plantaron cara desde el principio a sus adversarios, pero la superioridad de los chiclaneros acabó desequilibrando la balanza de tantos a su favor.

Los pupilos de Rubén Lara comenzaron bien el partido, ejerciendo buena presión en todo el campo, una táctica que permitió, no obstante, que los rivales aprovecharan algunas buenas ocasiones de gol jugando con su boya. Pero no todas. El joven portero Jesús Tenorio tuvo una gran tarde y resultó en estos primeros instantes fundamental para frenar los ataques del Chiclana. Sin embargo, los goles seguían llegando, por lo que el objetivo del equipo viró a impedir que los rivales se despegaran en exceso en el marcador. Y así lo consiguieron. Las jugadas por el arco y más adelante con entradas de doble boya dieron su fruto y permitieron que en los dos primeros cuartos los jerezanos permanecieran muy metidos en el partido, aunque con el marcador siempre en contra. A partir del tercer cuarto, y debido al cansancio y a la poca experiencia de muchos de los jugadores convocados en esta categoría absoluta, Chiclana logró escaparse en el marcador con jugadas de contraataque que hicieron mucho daño. Pero ni por esas el DKV Jerez tiró la toalla. De hecho, los jerezanos reaccionaron y mostraron el potencial que tienen para esta temporada, logrando de esta forma acercarse al marcador cuando se enfilaba la recta final del partido. Pero la experiencia manda, y el último cuarto fue el de la sentencia. El Chiclana lo dio todo y consiguió marcar diferencias y resolver definitivamente el partido. Con el encuentro sentenciado, el técnico Rubén Lara decidió sacar provecho del partido y dio minutos a los más jóvenes, que de esta manera suman experiencia de cara a la larga temporada que se avecina. Al final, 8-18 en el marcado y mucho más por aprender.

En general, el DKV realizó un mal partido, en gran parte motivado por las ausencias de los más veteranos y la presencia de muchos jóvenes inexpertos, que no obstante han tenido la oportunidad de aprender a enfrentarse a una categoría dura y exigente. De todo se aprende y la temporada es muy larga. Toca seguir trabajando para mejorar.